Los montaplatos están dirigidos al transporte vertical de pequeñas cargas, lo que convierte a estos dispositivos de elevación en unos aliados perfectos para cualquier local o negocio que necesite trasladar material ligero de una planta a otra: restaurantes, hoteles, bibliotecas, bancos, hospitales, etc.

También se emplea como montalibros en librerías y bibliotecas, y como montapapeles en diferentes tipos de negocios.

Se trata de un elevador idoneo para cargas que no superen los 100Kg y de poco volumen.

Sus dimensiones reducidas hacen que se adapte a cualquier espacio pequeño de su negocio.